Esta es una buena manera de entrenar con nuestros perros el sentido del olfato, que tantos beneficios para el animal les proporciona y tantas satisfacciones a nosotros, sus dueños y compañeros.

Si acudimos al mercado, existen infinidad de modelos y precios, desde los 150€ hasta los casi 300€.  En este pequeño artículo vamos a construir nuestra propia rueda de olores por menos de 20€.

Esta es una rueda de pequeño tamaño, que nos permite guardarla desmontada en cualquier lugar y trabajar en casa los días lluviosos, sin necesidad de grandes espacios. A partir de aquí, se pueden hacer múltiples modificaciones y personalizaciones, a gusto de cada usuario (altura, largura de brazos, etc…).

 

La rueda de olor nos permite trabajar la discriminación de olores y emplear distractores.

Por que elegir la rueda de olor en lugar de los ejercicios punto a punto?. No hay ningún otro motivo que nos haga decidirnos por uno o por otro, más que la comodidad que nos permite la rueda, de cambiar el orden con un simple giro, en lugar de andar cambiando en el punto a punto el orden de los contenedores.

Además, la rueda nos permite también incluir muchos olores de distracción para verificar que el perro nos marca solo el que nosotros queremos.

Materiales:

– 1 “Tutor” o varilla de plantas verde, de 120 cm y 11mm ᴓ.

 

 

 

 

 

Esta rueda está diseñada con brazos de 30 cm cada uno para que sea más fácil de utilizar en casa. Si queremos brazos más largos, necesitaremos más varillas.

  • 4 flaneras metálicas de 7 cm a las que haremos en el fondo un agujero de 5mm ᴓ 
  • 4 prensa estopas eléctricos de 16 mm ᴓ

  • 1 caja de empalmes eléctricos redonda

  • 1 base de madera

  • 1 tornillo pasante de menos de 5mm y un taco de plástico, para hacer que pueda girar.
  • 1 arandela de goma o plástico
  • 4 tacos a modo de patas
  • 4 tornillos de 5mm
  • 4 arandelas
  • 4 tuercas de palomilla
  • 4 tapas de desagüe de cocina

  • Cinta aislante

Pasos:

1.- Cortar la varilla en 4 trozos de  30 cmts cada uno.

2.- Colocar los prensa estopas en los orificios de goma de la caja de pvc

3.- Hacer un agujero en el centro de la base de madera, con un diámetro mayor que el tornillo.

Colocarla arandela de goma entre la base y la caja.

Pasar el tornillo desde la caja a la base de madera, y colocar en el otro extremo del tornillo el taco (esto hará que no se salga el tornillo, al ser de menor rosca, y que pueda girar).

Cerrar la tapa de la caja eléctrica.

4.- En uno de los extremos de la varilla, hacer un agujero pasante con una broca de 5mm.

5.- En el fondo de cada una de las flaneras, hacer un orificio con una broca de 5mm.

6.- Anclar cada flanera en el extremo perforado de cada varilla, mediante el tornillo pasante con la arandela y apretarlo por el otro extremo con la palomilla. En estas flaneras introduciremos e olor a marcar por el perro.

 

8.- Forraremos con cinta aislante cada uno de las tapas de desagüe, y las colocaremos a modo de tapa de las flaneras. La función de estas, es evitar que el perro entre en contacto con la sustancia, y pueda salir olor a través de la misma.

7.- Introducir cada varilla en cada uno de los prensa estopas de la caja de pvc.

 

Y…  ¡¡¡ya tenemos lista la rueda de olores!!!.

En la base de madera es aconsejable clavar unos tacos a modo de patas, para darle más altura.

 

Deberá estar la rueda a una altura determinada?. La altura no influye en el ejercicio del perro, no hace que se acostumbre a “oler” a una altura u otra… puede ser un simple criterio de comodidad.

Como hacemos si a mi perro le da miedo la rueda, o no se acerca a oler?. Podemos iniciar los ejercicios colocando un contenedor vacío delante de uno de los brazos de la rueda y el olor a marcar en el brazo siguiente a este contenedor. En estos primeros ejercicios, no haremos girar la rueda y así, le estamos permitiendo al perro que se acerque a oler el primero de los brazos.

Una vez que vaya acostumbrándose (Uno o dos días), ya podemos hacer girar la rueda para cambiar la posición del “olor”. Esto nos facilitara infinidad de variables.

Como haremos para que el perro olisqué todos los brazos?. Seremos nosotros los que como en el punto a punto, iremos guiando al perro para que vaya explorando todos los contenedores.  Si se saltara alguno de ellos, giraremos sobre nosotros para volver a presentarle el que se ha saltado.

Y si me marca uno que no contiene el olor?. Seguiremos avanzando, para que el perro entienda que ese no es el olor a marcar, y en cuanto nos marque el verdadero, le daremos el premio inmediatamente. Es importante no marcar de forma visible para el perro (color, marca de tinta o cinta alrededor del borde,…), el contenedor que contiene el olor. Por raro que parezca, el perro puede aprender esa diferencia con el resto de contenedores y guiarse de su vista en lugar de su olfato  la hora de marcar.

Autor: Jaime Alonso Borde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *