A estas alturas, todos conocemos la gran labor que desempeñan los perros detectores. Pero hay uno en especial que me llamó la atención desde que Fernando un gran amigo, me hizo llegar una foto de un reciente viaje a Nueva York. Quizás sea por que la fecha es algo especial para mi, o por la raza, al tratarse de un labrador como mi compaero Argi. Lo cierto es que atrajo mi atención y le tenía que dedicar unas lineas.

Retrato de Sirius. Foto cedida por Fernando M. Montes

Sirius era un perro detector de explosivos que trabajaba para la Autoridad Portuaria de Nueva York y el Departamento de Policía de Nueva Jersey.  Junto a su guía, el oficial de policía David Lim, realizaban registros de seguridad por el complejo del World Trade Center, e inspeccionaba los vehículos que accedían a sus instalaciones, en busca de armas y explosivos. Siruis tenia apenas 4 años de edad, y la mañana del 11/09/2001, se encontraba en la Torre Dos, junto a los miembros de los equipos de rescate, en el momento en que ésta se derrumbó a a causa del ataque terrorista.

Fué el único perro policía que murió directamente como consecuencia del ataque terrorista del 11 de Septiembre de 2001, sobre la ciudad de Nueva York. Su cuerpo, fué rescatado el 22 de enero de 2002, y se le concedió la Cruz de la Victoria en la Embajada Británica de Nueva York, a título póstumo.  Esta distinción es la más alta condecoración militar, entregada «al valor frente al enemigo».

Además, se rebautizó con su nombre, una zona de juegos y esparcimiento canino situada junto a la plaza Monseñor John J. Kowsky.

Imagen relacionada
Placa homenaje a Siruis en su parque canino. Fuente: Green Eyed Bohemian, www.pinterest.es.
Victoria Cross.jpg
Cruz de la Victoria. Fuente: Wikipedia

 

 

 

 

 

 

 

 

Leyenda en el parque de Sirius

 

Tras el ataque del 11-S, la American Kennel Club (AKC) quería reconocer el esfuerzo realizado por los perros de rescate y sus guías, que se afanaron en la búsqueda y rescate de los supervivientes del atentado. Por esta razón, se creó el programa de arte público DOGNY.  Este programa consistió en inundar la ciudad de Nueva York con más de 100 esculturas dedicadas al perro de rescate.  El día de Acción de Gracias del 2002, estas estatuas fueron subastadas en la casa Sotheby´s , y todo lo recaudado se destinó al programa de apoyo al perro de rescate.

Foto cedida por Fernando M. Montes

 

Autor: Jaime Alonso Borde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *