Muchas veces hemos oído que para que los perros de la policía busquen drogas, previamente se les droga, para que después movidos por el síndrome de abstinencia, localicen estas sustancias. ¡Nada más lejos de la realidad!. Ya lo comentaba nuestro amigo y compañero Juan Luis de Castellví en el artículo “No drogamos a los perros policia“, publicado en su Blog sobre Etología Canina en Febrero de 2017 . ¿Cómo entrenaríamos entonces a los perros detectores de explosivos, o a los de alerta médica para diabetes, o a los perros detectores de fugas de gas. o a los detectores de plagas domésticas?….

Vamos a intentar explicar de manera sencilla y a través de una serie de artículos, las maneras más habituales de enseñar a un perro a buscar y marcar determinados olores. En definitiva, a realizar lo que conocemos como “asociación” de estos olores. Este será el primero de estos artículos, la asociacion directa, por ser el método más sencillo y más habitual de realizar esta asociación. A mí, es el que mejor me ha funcionado. Ya habrá tiempo de ir complicándonos. Vamos a ello.

Para este trabajo, necesitamos una habitación tranquila, en la que el perro no tenga distracciones, la sustancia que queremos enseñarle al perro a buscar (lo mejor son aceites esenciales por su bajo precio y facilidad para encontrarlos en el mercado), un bote con la tapa agujereada, un disco de algodón y un puñado de premios.

Emplearemos un bote de plástico con la tapa perforada. También podemos emplear botes de cristal (sería lo ideal porque son más fáciles de limpiar y no aportan apenas olor del material), pero hay que tener cuidado, en caso de rotura, tendremos un serio problema con los cristales, o un bote metálico (para mí es el menos recomendado). A pesar de que los botes de plástico o pvc pueden aportar el propio olor del material, a mí, particularmente, me gusta utilizar de plástico porque son más baratos y más ligeros. En la tapa realizaremos varios agujeros por los que pueda salir el olor.

Uy, ¿que es eso?, me arrimo a oler y me caen premios…. El perro irá aprendiendo que cada vez que se arrima y aparece a ese olor, llega un premio.

En el bote, introduciremos el disco de algodón impregnado con unas gotas de aceite esencial. Cerramos la tapa, y colocaremos el bote en el suelo. Sin decir nada al perro,  éste, movido por su curiosidad natural (“¿que es eso que ha puesto en el suelo?”), se acercará a oler. En el mismo momento en el que arrime su nariz,  le dejamos caer un premio a una distancia de entre uno y dos metros del bote. “Uy, ¿que es eso?, me arrimo a oler y me caen premios….”. Ya estamos dando los primeros pasos de la asociación. El perro irá aprendiendo que cada vez que se arrima y aparece a ese olor, llega un premio…. Aún no le hemos dicho nada, ni le hemos dado ninguna orden. Repetiremos este trabajo en sesiones cortas de 5 ó 10 minutos, tres o cuatro veces al día, durante un par de semanas. Después, iremos introduciendo la orden con la que queremos que el perro comience la búsqueda.

Imagen de “Vega”, cedida por Pablo Gomez Veiras

Notas importantes a tener en cuenta.

Generalmente, en los primeros trabajos de asociación, emplearemos comida. Es un premio que logrará captar la atención del perro. Más adelante, ya decidiremos si lo cambiamos por juego o lo mantenemos con comida. Para los premios, podemos utilizar bolitas de su propio pienso, trocitos de queso tipo tranchete o incluso trocitos de salchicha o fiambre de pavo. No conviene abusar de ellos, y debemos compensar este “aporte extra” en su dieta diaria.

También es importante asegurarnos de que el perro está oliendo (observar movimientos en la trufa) y no únicamente marcando con la nariz (lo que denominamos “target”). Para ello, podemos probar a colocarle dos botes iguales y asegurarnos de que realmente se dirige al bote que contiene la fuente de olor.

Y por último, es también muy importante en esta fase,  que el premio aparezca inmediatamente después del olor para realizar una buena asociación. Más adelante ya iremos realizando algunos cambios en esta parte.

 

Autor: Jaime Alonso Borde

2 Replies to “INICIANDO EN LA ASOCIACION DE OLORES: Asociación Directa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *