De un tiempo a esta parte, están apareciendo numerosas actividades que consisten en potenciar y trabajar el olfato de los perros con distintas finalidades. Estas actividades van dirigidas desde temas operativos y profesionales, hasta otras más lúdicas como competiciones deportivas, o incluso denominadas terapéuticas por los beneficios que pueden aportar a ambas partes del equipo, los perros y nosotros, o incluso simplemente como juego y actividad a desarrollar con ellos sin otro fin que el de pasar un buen rato juntos.

El aspecto profesional lo vamos a dejar a un lado por las exigencias y tipologías de trabajos que implica. Hoy, quiero centrarme más en las actividades lúdicas, terapéuticas o deportivas de estos trabajos de olfato. Es bien conocido ya a estas alturas que estos juegos no solo aportan grandes beneficios a nuestros compañeros al ayudarles a saciar sus instintos, sino también a la relación que mantenemos con ellos. Nos ayudan a estructurar nuestra relación con ellos y reforzar el vínculo. Nos reafirmamos como compañeros, como equipo, como binomio.

¿Podemos enseñarles a buscar cualquier tipo de olor?

Pues bien, en casi todos los cursos, seminarios o talleres, surge una duda o una pregunta recurrente: “¿Podemos enseñarles a buscar cualquier tipo de olor?”. La respuesta es clara: si. Debemos partir de la gran capacidad olfativa que tienen los perros, y de la manera que tienen de relacionarse con el mundo que les rodea, que es mediante el olfato principalmente. Mientras que los humanos empleamos principalmente la vista, los perros emplean preferentemente el olfato.

¿Por qué  elegimos los aceites esenciales para los juegos de olfato y no otras sustancias?

Otra pregunta también recurrente suele ser: “¿Si casi todas las cosas tienen un olor característico, por qué entonces elegimos los aceites esenciales para los juegos de olfato y no otras sustancias?”. Esta última pregunta puede tener varias respuestas. La más importante es que siempre que jugamos con los perros, debemos hacerlo de manera responsable y que no suponga ningún riesgo para la salud ni la integridad física de nuestro compañero.

Además los aceites esenciales son baratos,  muy fáciles de adquirir e inocuos para la salud del perro.

No son olores con los que el perro esté en contacto habitualmente. Y por último, que si nuestra intención es participar en competiciones de olfato, los reglamentos de dichas actividades regulan que tipo de sustancias se emplearán y suelen ser aceites de este tipo. Otro factor importante que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la sustancia olorosa es la facilidad de almacenaje y manipulación.

Estas condiciones mostradas anteriormente hacen que estos aceites sean  geniales para iniciarnos en estos trabajos. Por otro lado, a pesar de estas características, no es lo único que podemos emplear para realizar este tipo de juegos. Podemos emplear bolsitas de té, manzanilla u otras hierbas olorosas o incluso setas y hongos o granos de café.

Debemos velar siempre por la salud e integridad física de nuestro perro

Lo que si es muy importante y no debemos de perder nunca de vista, es que estamos jugando, que la finalidad es pasar un buen rato juntos, y debemos velar siempre por la salud e integridad física de nuestro perro.  Hay que recordar que los accidentes existen y una ingesta accidental de algunas sustancias, pueden hacer que acabemos con nuestro compañero en el veterinario o lo que es peor, que lo que ha comenzado como un divertido juego acabe en un gran disgusto.  Por eso, debemos evitar el empleo de ciertas sustancias que además de ser peligrosas para el perro y dueño, pueden ser incluso ilegales y conllevar consecuencias para dueños y perros.

Si tenemos en cuenta estas condiciones, los trabajos de olfato pueden ser juegos o ejercicios altamente beneficiosos para  ambos lados de la correa, reafirmando nuestra relación, haciéndonos pasar unos buenos ratos de juego juntos y dando salida a las necesidades olfativas del perro. No tienen que ser con ningún otro objetivo más que estos que hemos comentado anteriormente. Si tenéis oportunidad, os aconsejo que os iniciéis en ellos.

 

  Autor: Jaime Alonso Borde

 

4 Replies to “TRABAJOS DE OLFATO: ESENCIAS Y SUSTANCIAS OLOROSAS”

  1. Información super interesante. Gracias por regalar tu tiempo dándonos información concreta y valiosa. Aquí tienes un seguidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *